POESIA

Si cuando me haya ido
extrañas algún día mi mirada
buscala por las noches en el cielo,
en una estrella estará guardada.

Si cuando me haya ido
extrañas mi voz algún momento,
escuchá de los gorriones su gorjeo
que con ellos volaré en el viento.

Si cuando me haya ido
extrañas de mi mano la caricia
buscala en una lluvia de verano,
la sentirás entre sus gotas tibias.

Si cuando me haya ido
te duelen los recuerdos algún día,
reemplazalos por recuerdos nuevos
de otros ojos, otra voz y otra caricia.

Si cuando me haya ido
una lágrima resbala en tu mejilla
secala con un pétalo de rosa,
sonreí, y no sufras mi partida.

Yo me iré sabiendo que te quedas
y llevaré en mi maleta tus sonrisas,
en un bolso guardaré todos tus soles
y al cielo me iré, sin mucha prisa.

Y si allá, en lo alto, tengo suerte
sentirás algún día que te abrazan,
no te asustes, yo te estaré cuidando
con la dulce caricia de mis alas.


D/A